lunes, 5 de enero de 2009

Predicciones Para el 2009

Lo primero de todo, desear un feliz año nuevo 2009 a todos los lectores de este blog. Año nuevo, entrada nueva, que ya tocaba. Y con el año nuevo, además, uno de los clásicos del que hablaré en este post: los charlatanes de turno que, ya sea lanzando cartas, entrando en trance o dejando que le invadan los alienígenas de Raticulín, intentan profetizar cuáles van a ser los acontecimientos del año que acabamos de empezar. No voy a desacreditarles, porque de ello ya se encarga Mauricio-José Schwarz; sino que me uniré al club de los que intentan vislumbrar qué nos puede deparar 2009. He aquí mi intento:

1) Debido a la explosión de la burbuja inmobiliaria y de la crisis que se verá en su apogeo durante el 2009, el precio de los pisos irá disminuyendo ligeramente. Sin embargo, éste descenso será ridículo y muy pequeño en comparación a lo que realmente se debería dar, lo que dará lugar a que el precio siga siendo desorbitado e inasequible. Por supuesto, el presupuesto final no tendrá nada que ver con el precio del suelo y la construcción.

2) Aunque, debido también a la crisis, haya varios objetos que vean reducido su precio, los productos básicos y de primera necesidad no se encontrarán entre ellos. De hecho, la comida será la principal afectada por un incremento de los precios. Esto se debe, principalmente, a que éstos no sufren la típica ley de oferta y demanda, al ser necesitados sí o sí, de lo que se aprovecharán los mismos especuladores de siempre.

3) El gobierno y la oposición seguirán echándose las culpas el uno al otro y criticando cada postura que pueda emerger en vez de presentar un programa coherente y claro que realmente ayude a los ciudadanos. Evidentemente, ésto vela por sus intereses, ya que de lo que se trata es de echar la típica cortina de humo para que la gente se pelee por chorradas mientras que los verdaderos problemas siguen sin resolverse - ni ganas por parte de los responsables.

4) La programación de las televisiones seguirá su declive. No sólo la calidad disminuirá radicalmente (si todavía puede, claro está) sino que además, se logrará batir ampliamente el récord de minutos de publicidad por cada hora de programación telebasura. Todo ello con el mérito añadido de que la Comunidad Europea ya está alerta de la situación. Aún así, no faltarán tele espectadores y, si se observa un descenso de éstos, la culpa será, por supuesto, de Internet, ese invento del demonio.

1 comentario:

leonor dijo...

¡Hola!.
Desde luego, es triste saber que no hay nada nuevo bajo el sol, pero ya sabemos que estos políticos son todos unos expertos en echar la famosa cortina de humo para que tengamos de qué hablar mientras ellos siguen riéndose de nosotros.
Muy buena y lógica tu previsión de este 2009.